jueves, 19 de octubre de 2017

"Caballero sonriente", obra de Frans Hals

"Caballero sonriente", obra de Frans Hals del año 1624 y con unas dimensiones de  83 x 67 cm. Actualmente se encuentra en The Colección Wallace en Londres _ Inglaterra.


La escasez de documentos y la ausencia total de escritos personales de Frans Hals hacen que su personalidad y su vida permanezcan un poco en la oscuridad. Hay varias fechas hipotéticas sobre su nacimiento, que pudo ser hacia 1582-1583, deducidas de la edad que sus biógrafos calculan que tendría cuando murió, aunque con seguridad nació en la ciudad flamenca de Amberes. Abandonaría esta ciudad con su familia pocos años después, trasladándose a Haarlem. Ya en 1591 fue bautizado allí su hermano Dirck, que también se dedicaría a la pintura.


Sus obras, muy homogéneas estilísticamente, se caracterizan sobre todo por la elección que hace el pintor de representar con inmediatez y vivacidad el tema a través de un tratamiento pictórico constituido por toques rápidos e irregulares. Profundiza dos formas de retrato: el retrato individual y el retrato de grupo al cual consigue darle esta vivacidad que le caracteriza.


Los primeros retratos de Frans Hals constituyen la quintaesencia del arte barroco y ofrecen una brillante imagen de los protagonistas del Siglo de Oro holandés: los personajes vestidos con ropajes suntuosos, aparecen en actitudes llenas de serenidad y nobleza, adoptando poses un poco afectadas y teatrales, que revelan también una auto complacencia social y personal.


Caballero sonriente, este misterioso personaje del cual se desconoce su identidad, es retratado de tres cuartos, exhibiendo en su rostro sonriente el orgullo que le da su posición social. Bajo el brazo izquierdo, entre las espléndidas telas de su túnica, asoma el puño de una espada. Es un elemento que indica generalmente que el individuo forma parte de la nobleza, pero aquí tiene un rol imaginario, como el de una última confirmación de la importancia del hombre representado.


La posición de la mano sobre la cadera, bajo el admirable puño de encaje almidonado donde el artista exhibe su habilidad pictórica, es un signo indiscutible de superioridad condescendiente y de seguridad aun así se ha creído con ligereza que Hals no tenía una técnica muy depurada y que pintaba apenas sin correcciones o dibujos preparatorios. Pero estudios científicos y técnicos han demostrado que esto no es así.

Al contemplar la obra a una distancia muy corta, parece como si el maestro normalmente usara los esbozos muy tenuemente. Esto demuestra que Hals utilizaba su virtuosismo desde el inicio del cuadro. La ausencia de líneas delimitadoras o de dibujo preparatorio fue cada vez más usada por el pintor en sus obras de madurez.


lunes, 16 de octubre de 2017

Museo de Historia Natural de Londres

La esencia del instinto es que es seguido independientemente de la razón
Charles Darwin

Por esa misma razón entré en el Museo de Historia Natural de Londres , me horrorizó ver una gran cantidad de animales disecados. Me atrajo la arquitectura en sí, que es una construcción magnífica entre 1873 y 1880 para albergar la creciente colección de esqueletos, plantas y fósiles que constituían una sección del Museo Británico. Las distintas secciones del museo se dividen en zonas: verde, azul, naranja y verde y el reciente Centro Darwin


El Museo de Historia Natural de Londres no es sólo uno de los tres grandes museos (los otros dos son el Museo de la Ciencia y el Victoria & Albert Museum) que se concentran en los alrededores de la calle Exhibition Road, en el barrio de South Kensington, sino que además está considerado a nivel mundial como un centro de investigación de referencia en el campo de la taxonomía. 


Pero además de antiguo, también es curioso y de gran belleza el edificio que alberga el museo. Tanto la fachada, decorada en terracota con esculturas como el edificio en sí, de planta rectangular y arquitectura victoriana, cuya entrada principal está flanqueada por dos torres.


La sorpresa nos la llevamos nada más cruzar la puerta, una enorme gigantesca ballena azul de más de 25 metros de longitud, fue el encargado de darnos la bienvenida al enorme hall del museo.


Del interior del museo no podemos dejar de admirar su arquitectura y decoración, las grandes escalinatas y los ventanales... Los techos del interior están adornados con paneles con distintas especies de plantas pintados en ellos, típicos de la flora británica, así como muchos pilares muestran distintas especies animales.


El recién desarrollado Centro Darwin está diseñado como un nuevo hogar para la colección del museo de decenas de millones de muestras conservadas, así como de espacio para nuevos trabajos del personal científico del museo, y para las experiencias de visitas educacionales. Construido en dos fases diferentes, con dos edificios nuevos adyacentes al edificio principal de Waterhouse, es el más significante y nuevo proyecto de desarrollo en la historia del museo.

Estatua de Darwin obra de Sir Joseph Edgar Boehm
La primera fase del Centro Darwin acoge la colección de organismos preservados en alcohol del departamento Zoológico. La segunda fase se inauguró en septiembre de 2008 y se abrió al público en septiembre del siguiente año.


En la zona naranja todo es un poco más moderno. Como la gran escultura de un globo terráqueo a la que puedes acceder subiendo una empinada escalera mientras contemplas un mapa de las constelaciones impreso en las paredes.


La simple contemplación del superlativo edificio ya conquista. Recuerda a un college de los típicos de Cambridge, o una gran catedral pero no. Es un museo y así lo concibió su creador, Alfred Waterhouse, con una estructura de acero y hierro y con animales y plantas esculpidos por toda la fachada.


El Museo de Historia Natural de Londres es uno de esos lugares que brilla por encima de todos. Un pionero. El primero de la serie. Me refiero a un espacio expositivo sin rival, dedicado a la vida en general, con la naturaleza como protagonista. 






















jueves, 12 de octubre de 2017

La asunción de la virgen, obra de Francesco Botticini, fue realizada en el año 1475 y con unas dimensiones de 228.6 x 377.2 cm. Se encuentra The National Gallery de Londres _ Inglaterra.


Artista florentino cuyo verdadero nombre era Francesco di Giovanni di Domenico y cuyo padre fue un pintor artesanal. Su estilo se caracteriza por aunar elementos de sus contemporáneos, entre los que destacan Sandro Botticelli, Andrea del Castagno, Domenico Ghirlandaio, Filippino Lippi, Cosimo Rosselli y Verrocchio, motivo este por el que algunas de sus obras tuvieron problemas y errores de atribución.


Entre sus pinturas de primera época destaca Los tres arcángeles con Tobías de la colección de la Galleria Uffizi de Florencia, realizada hacia 1470 y considerada su obra maestra y la Asunción de la Virgen, encargo de Matteo Palmieri, la de National Gallery presenta nuevas investigaciones sobre esta pintura monumental, para aclarar malentendidos sobre su autoría, fecha, ubicación original, y su iconografía. 


El retablo, instalado en la iglesia de San Pier Maggiore de Florencia en 1477, fue encargado por Matteo Palmieri (1406 - 1475) quien aparece retratado de rodillas en la parte inferior izquierda de la pintura junto con su esposa, Niccolosa de Serragli, a la derecha.

Esta exposición explora la visa fascinante de Palmieri, un verdadero hombre del Renacimiento que se formó en su Florencia natal como boticario, estudió filosofía y la retórica con los principales eruditos humanistas de la época, escribió historias, biografías y poesía; alcanzó destacados puestos en el gobierno florentino y desarrolló una amistad estrecha con los Medici de Florencia.


El propio Palmieri aconsejó a Botticini sobre el diseño de esta pintura, que incorpora un paisaje panorámico de Florencia, en el registro inferior y una extraordinaria cúpula del cielo, poblada de santos y ángeles, en la parte superior.

Glorificación de Cristo en Nacional Gallery  de Londres

La obra de Botticini aparece en la muestra relacionada con otras pinturas italianas, dibujos, grabados, manuscritos, cerámicas y esculturas.

San Francisco de Asís y dos ángelese en  Nacional  Gallery

Fundamentalmente, la exposición aborda cuestiones como el debate en torno a la atribución errónea de la pintura a Sandro Botticelli y su relación con el poema de Palmieri “Città di Vita” (Ciudad de la Vida), basado en la Divina Comedia de Dante.

Además, para entender mejor la función original y el contexto del retablo, la exposición incluye una reconstrucción digital de la arquitectura de San Pier Maggiore, iglesia destruida en gran parte en el siglo XVIII. 

Bibliografía : https://www.guiarte.com

lunes, 9 de octubre de 2017

Basílica de San Francisco de Asís _ Italia

La ciudad de Asís, de origen desconocido, fue habitada por los umbrios y más tarde por los romanos, y dejaron a su paso muchos vestigios de los que podemos disfrutar actualmente. Sin embargo, su nombre está relacionado con la figura de San Francisco, proclamado santo en 1228, que hizo de la ciudad un lugar de culto y de fuerte difusión del movimiento franciscano, y ayudó en el desarrollo del arte y la arquitectura de Asís.


La ciudad de Asís, se incluyó en la Lista del Patrimonio Mundial en el año 2000. Uno de los motivos que la UNESCO subrayó de la ciudad, es que Asís es un ejemplo único de la continuidad histórica de una ciudad con su paisaje cultural y la totalidad del sistema territorial.


La estructura que se quería dar era en un principio bastante simple, pero fue rápidamente modificada según líneas más majestuosas, inspirándose en parte en la arquitectura románica lombarda. El complejo, formado por dos iglesias superpuestas e independientes de nave única con transepto saliente (en la arquitectura románica la disposición habitual correspondía a la tipología de cruz latina, siendo el transepto de mayor longitud que la anchura de la nave, de forma que los brazos de aquel sobresalían lateralmente y se manifestaban al exterior) y ábside, se terminó en 1239.


Fue consagrado al culto en mayo de 1253, año en el que también murió fray Elías, por el Papa Inocencio IV, quien ordenó que el conjunto se dignificara con trabajos de decoración. A finales del siglo XIII, la basílica inferior se enriqueció de capillas laterales, todas en estilo gótico.


El interior de la basílica inferior tiene planta con forma de Tau, símbolo franciscano. A finales del siglo XIII se modificó la estructura románica inicial, una única nave con cuatro arcadas, y se añadieron capillas a lo largo de las paredes laterales y del atrio de entrada. 


La introducción de las capillas obligó al cierre de las ventanas a lo largo de la nave, creando una sugestiva penumbra que induce al recogimiento, e implicó también que se perdieran algunos fragmentos del ciclo pictórico original que representa las Historias de la Pasión de Cristo.


El gran maestro Giotto de Bondone (un artista de la época que desarrolló varios ámbitos artísticos, destacando en la poesía, la escultura, arquitectura y sobre todo en la pintura, considerándose este autor del Trecento uno de los iniciadores del movimiento renacentista en Italia), dejó sus trazos de colores vivos y estilo innovador en los frescos de la basílica, narrando la Vida de San Francisco. Desgraciadamente en 1997 el terremoto que asoló la zona hizo añicos la obra maestra del pintor italiano.
Tras un laborioso proceso de restauración se ha conseguido reconstruir parcialmente todo el arte mural que decoraba la iglesia, aunque el daño es irreparable.


Debido a la pendiente de la colina, la entrada fue trasladada al lado izquierdo de la nave. El ingreso tiene lugar a través de un elegante portal gótico de la segunda mitad del siglo XIII, sobrepasado por un rosetón definido por el historiador Adolfo Venturi como «el rosetón más bello del mundo»​ y precedido por un atrio renacentista obra del escultor Francisco di Bartolomeo da Pietrasanta.


Cabe destacar que en la parte superior de la nave hay un conjunto de 34 cuadros con escenas bíblicas, algunos de las cuales muy deteriorados. Son obra de artistas romanos y toscanos entre finales del siglo XIII y comienzos del siglo XIV.


La parte superior del lado norte comienza con las Historias de la creación, desde la creación del mundo hasta el asesinato de Abel. Con las Historias de Noé comienza el ciclo de una “nueva humanidad”, Las primeras cinco escenas se atribuyen a los artistas romanos Jacopo Torriti y Filippo Rusuti. 

Es imposible reunir en un tema todo lo que se puede admirar en la Basílica de San Francisco, patrimonio de la humanidad como toda la ciudad de Asís. Aparte de esto, en el Sacro Convento se guarda un precioso archivo documental y una rica biblioteca franciscana con cientos de manuscritos y miles de libros de gran interés.